Linea de entradas

Lo Último

pestañas

lunes, 16 de julio de 2018

Mediciones de polvo en suspensión

CCOO registro y solicito en el Comité de Seguridad y Salud, en dos ocasiones y diferentes comités,  una medición del polvo en suspensión que se apreciaba en las estaciones soterradas de la línea general y línea 3.
Nuestra petición está basada en la cantidad de partículas que se podían observar en dichas estaciones, la línea lleva a operativa varios meses, de manera considerable cada vez que el servicio externo de limpieza pasaba la mopa, además de tener constancia que el paso de las unidades por la estaciones acarreaba polvo en suspensión y en algunas ocasiones el polvo ocasionado por la arena de sílice de las propias unidades.
Otros sindicatos también han solicitado y apoyado estas mediciones, y la dirección realizo un cronograma con la empresa externa encargada de la prevención, hasta aquí todo dentro de la normalidad. Cuando nuestro delegado pasó por las estaciones de Línea 3 donde se estaban realizando las mediciones de polvo en suspensión, pudo observar que casualmente las estaciones, las cajas de vía, la plataforma de vía y los andenes estaban limpios. Hecho que se cotejo al ver las marcas de los utensilios utilizados para limpiar las zonas descritas y más concretamente en la estación de Matiko donde la limpieza fue a medias dejándose un trozo sin limpiar. Además en las zonas donde no había limpiado (catenaria rígida, cristales sobre andenes, etc.) se podía ver el cúmulo de polvo existente.
En la reunión de Seguridad y Salud del pasado mes de junio, trasladamos a la dirección nuestro asombro de que casualmente cuando se iban a realizar mediciones de polvo en suspensión, para saber que estamos respirando, las estaciones y la vía habían sido limpiadas, es más les trasladamos lo anecdótico de la situación, no culpando a Euskotren de dicha situación porque solo somos los operadores.
Si cada vez que se vaya a realizar una medición de polvo en suspensión se limpia el andén y la vía, vamos a solicitar que se realice dicha medición de manera cíclica cada tres meses, así nos garantizamos que por lo menos lo que respiremos sea renovado.
No tenemos los datos de las mediciones, pero con estos antecedentes no podremos darles mucha validez a los resultados.